Informe Central de los Municipios de Oposición

Fábula: “Los indios elegían un cacique, si llovía mucho mataban al cacique y si no llovía, mataban al cacique”. La moraleja es que los gobernantes se eligen para que resuelvan los problemas, si no para qué sirven.

En el año 2001 se concibe la idea de organizar una estructura, que involucrara los intereses de la población con una representativa socio-política. Entonces se redactó un pequeño proyecto que fue presentado a algunos líderes de la oposición interna en Cuba. Luego, en el año 2005 se reelaboró el proyecto y se hicieron gestiones desde el exterior, para llevarlo como propuesta de los Municipios de Cuba en el exilio.

En mayo del 2009 el líder opositor y presidente del Partido Acción Concertadora Democrática de Artemisa, Gerardo Páez Díaz retomó el proyecto como parte de la iniciativa denominada “Ingobernabilidad Democrática”.

El 30 de junio del 2009 el partido “Acción Concertadora Democrática” dejó constituido el Municipio de Oposición de Artemisa, en cumplimiento a la iniciativa de la Ingobernabilidad Democrática.

El proyecto se propone fortalecer las estructuras de los Municipios de Oposición en Cuba. La creación de una estructura paralela a la gubernamental, para desarrollar las fuerzas políticas y sociales en el ejercicio de la democracia, a partir de una oposición organizada, que represente a los ciudadanos ante las imposiciones del régimen totalitario que gobierna Cuba.

La estructura municipal de gobernabilidad democrática, da la posibilidad de diversificar y masificar la lucha, poner a la oposición política y la sociedad civil en contacto con la población y saturar la capacidad del régimen de reprimir y neutralizar las fuerzas democráticas.

Como en política, los problemas son más importantes o tienen más valor que las soluciones, y sabiendo que las propias ineficiencias del sistema han hecho que los problemas se vayan acumulando, los ciudadanos han perdido todo su interés por  presentar quejas ante unas autoridades totalmente incompetentes. 

La falta de un organismo que represente la inquietud ciudadana, canalice sus demandas y emplace a las autoridades gubernamentales, posibilita crear una  infraestructura de oposición de carácter municipalista. 

Por tanto, los promotores de este novedoso proyecto piden a todas las personas que de forma directa apoyen esta iniciativa para que sus respectivos municipios tomen fuerza política, social y moralmente.

A un poco más de cinco año de puesta en práctica la iniciativa, los principales gestores y promotores de este proyecto han decidido realizar un proceso de revisión para determinar sus puntos fuertes y débiles y renovar aquellos actores que por diversas causas no hayan logrado un trabajo efectivo o se encuentren limitados para seguir llevándolo adelante.

Resultados positivos obtenidos:

Que en un término reducido de tiempo se lograron constituir las estructuras de los Municipios de Oposición en  26 de los municipios del país, principalmente en localidades más distantes como Baracoa, Banes e Isla de Pinos.

Que a pesar de los limitados recursos, que siempre procedieron de proveedores privados, se pudieron presentar varias demandas al Poder Popular y diferentes organismos del Estado.

Que los documentos como el Proyecto de los Municipios de Oposición, las Normas Metodológicas y los Lineamientos Generales se pudieron distribuir por diferentes vías en todo el país.

Que todos los municipios de oposición constituidos tienen su propio blog, con la mayoría de los datos correspondientes y un reflejo de su voz y rostro como institución independiente a nivel nacional.

Que todos los municipios constituidos han mantenido su autonomía, sin permitir ser sometidos a una estructura vertical nacional, o ser parte de ninguna organización rectora desde dentro o fuera de Cuba.

Que el Proyecto ha sido difundido a nivel internacional vía Internet y por correspondencia directa a gobiernos e instituciones similares, tanto de Latinoamérica como de España; así como a un sinnúmero de senadores y congresistas norteamericanos.

Situaciones negativas:

El enfriamiento del proyecto de los Municipios de Oposición, diferentes motivos:

Falta de recursos financieros que permiten la capacidad operacional de los promotores y líderes del proyecto en su movimiento e implementación del mismo a nivel nacional.

Los órganos de inteligencia, dentro y fuera del territorio nacional conocedores de la importancia decisiva de los fondos y cómo reaccionan las agencias que apoyan la democracia en Cuba, realizaron una campaña de descrédito  contra los líderes del proyecto, con el fin de dañar  su confianza,  que se sumen nuevos afiliados o que aportes de recursos financieros faciliten la proliferación del proyecto.

Conflictos de Intereses, con otros grupos de la oposición, que sienten perder su protagonismo o posibles fuentes de financiamientos. Incluso, que se conviertan en un mecanismo democratizador que los deje fuera del juego democrático. Se dieron caso que organizaciones con mucho recurso absorbieron otras más pequeñas económicamente, de esto no escaparon los Municipios de Oposición, que varios de sus líderes se mudaron para otras organizaciones, supuestamente más ventajosas.

No todos los Municipios de Oposición constituidos han presentado demandas al Poder Popular. Y los que las han presentado, no le han dado seguimiento a las mismas, para identificar si han sido resueltas las exigencias de los demandantes, de lo contrario se tiene que seguir exigiendo el cumplimiento de las mismas.

Las demandas presentadas no han sido puestas en conocimiento de la población y no se ha presentado un informe de las mismas durante las Asambleas de Rendición de Cuenta del Poder Popular. A pesar de existir toda una metodología de cómo realizar esta actividad.

No se ha logrado que la población se identifique con sus nuevos representantes. Cuando se han producido brotes de descontento social, los líderes de la oposición y la sociedad civil no han salido a liderar las protestas. O mal menos darle seguimiento a la inquietud social manifiesta y capitalizar políticamente a favor de ellas, con visitas oportunas a sus principales exponentes.

Los miembros de los Municipios de Oposición: promotores, presidentes, comisionados y demás integrantes pertenecen a múltiples organizaciones políticas y de la sociedad civil, lo que no permite que la población los identifique como sus representantes, más bien, se alejan de ellos por temor a comprometerse políticamente con su posición ideológica.

Los diferentes comisionados no han logrado identificar las principales dificultades económicas y sociales de su sector. Lo que le impedido presentar demandas que comprometan a las autoridades con su solución. Además que sirvan de premisas, para la elaboración de proyectos dentro de cualquier apertura democrática, que de participación a verdaderos servidores públicos.

No se han podido impartir los diferentes seminarios que dicten las directrices necesarias para capacitar a los comisionados y delegados, que puedan ejercer con conocimiento de sus responsabilidades y proyecciones. Además, que estén preparados para desempeñar funciones de gobierno, si el caso lo requiere.

No se ha orientado, ni se han elaborado Planes de Trabajo para que cada municipio de oposición pueda medir el cumplimiento de sus actividades, tanto colectivas como individuales.

Los integrantes de los municipios de oposición no han vencido el miedo escénico político, para enfrentarse a las masas como sus representantes, y cuando lo han hecho, ha sido a nombre y propósitos de otras organizaciones, que no están precisamente relacionadas con los intereses directos de la población.

Se asume que la oposición depende de los recursos tecnológicos de punta, como computadoras, cámaras fotográficas y de videos, impresoras, celulares sofisticados, que permitan interactuar en las redes sociales, etc. Se ha desarrollado una idea enfermiza, que los patrocinadores y proyectos genuinos, son aquellos que más equipos envían y que la calidad del opositor se mide por los recursos con que cuenta. No se pone énfasis en las distintas estrategias, que se pueden desarrollar para realizar las actividades del proyecto, con los recursos existentes.

Fortalezas del Proyecto:

Las Comisiones Municipales, bajo cualquier nombre que se les denomine en cada país,  constituidas en las demarcaciones político-administrativas en que se divide el territorio nacional, son los órganos superiores locales del poder del Estado, y, en consecuencia, están investidas de la más alta autoridad para el ejercicio de las funciones estatales en sus demarcaciones respectivas y para ello, dentro del marco de su competencia, y ajustándose a la ley, ejercen gobierno.

Esta definición nos alerta que para llegar a un gobierno democrático, tenemos que trabajar a partir y en consecuencia con las municipalidades, y aquí debe radicar la principal fortaleza de este proyecto.

La capacidad que tienen los municipios de aglutinar a todas las fuerzas vivas de la sociedad, que los pone en consenso directo con los intereses de la población, independientemente de su visión estratégica, es una las grandes fortalezas de este proyecto.

La voluntad política capitalizada a través de la inquietud social involucra a la comunidad en la percepción de un derecho que le asiste, y no la atemoriza a la hora de establecer su reclamo.

La incapacidad del régimen de resolver los problemas ha acumulado por más de 55 años las necesidades sociales. Las famosas ‘conquistas revolucionarias’ se han desplomado y el supuesto reajuste del sistema económico, avalado por la afirmación del Fidel Castro, de que el sistema no funciona es una gran oportunidad y fortaleza del proyecto para exigir cambios.

Que los municipios son instituciones territoriales, que el éxodo político los debilita, pero no lo extermina, pues el municipio prevalece por encima de las personas. O sea, los municipios no emigran y las inquietudes sociales se mantienen.

Su capacidad y presencia en todo el territorio nacional, autonomía e independencia y que uno no tiene jerarquía sobre los demás. Todos son iguales en cuanto a concepto y ubicación geográfica, y si hay alguna diferencia es la capacidad de trabajo que tenga uno sobre los otros.

Por su masividad y la cantidad de líderes que genera al ser un  proyecto nacional, casi se hace imposible ser neutralizados por las fuerzas represivas. Los costos políticos y la logística de encarcelar a cientos de personas en el país son demasiado altos.

Que el mecanismo de sustitución directa permite que cualquier integrante de un Municipio de Oposición que abandone la posición por voluntad propia, salida del país o encarcelamiento, ya tenga designada la persona que entra en funciones y ocupa su logar automáticamente.


Debilidades del Proyecto:

La incapacidad manifiesta de los líderes de la oposición de representar los intereses de la población. Se percibe por la población que el propósito de cada individuo y proyecto es reunir las condiciones que avalen su salida como refugiado del país y los miembros de los Municipios de Oposición no escapan de esa visión, ni de esa intención.

Que la población no ha visto un accionar de los miembros de los Municipios de Oposición, que les de la seguridad de confiar en ellos, como sus representantes sociales. Sus miembros no han logrado vincularse lo suficiente con la población, ni siquiera a nivel de cuadra o circunscripción.

Que el proyecto de los Municipios de Oposición no ha logrado desmarcarse de los métodos  y errores de los otros proyectos de la oposición y la sociedad civil. Sus líderes intentan acciones individuales o de grupos, de contenido altamente probado, que no son respaldados por la población. Por esa razón muchos los señalan como irresponsables, inmaduros políticamente o faltos de coherencia emocional y psicológica, para los más críticos: unos ridículos.

Que sus líderes, no han sabido transmitir a sus subordinados, que hay que entablar las demandas y representar al pueblo, a partir de los recursos existentes. Que no debe ser condición ineludible, la llegada de recursos y equipos bien sofisticados desde el exterior, para realizar el trabajo.

La falta de motivación de los emigrantes y exiliados para identificarse con sus propios municipios, incluyendo los opositores que han abandonado el país. Debe destacarse que siempre hay organizaciones y personas que han hecho aportes acorde a sus posibilidades.

Los miembros de los Municipios de Oposición no censan y evalúan los factores que afectan a la población y los utilizan como confrontación ideológica ante los funcionarios y los organismos represores, como la Seguridad del Estado. Son muchas las negligencias gubernamentales que servirían de causa común en cada municipio, si se localizan y se saben utilizar como herramienta política.

Recomendaciones:

Que se haga un proceso profundo de renovación y/o renovación de mandatos, que elijan a los que tangan voluntad política y fe en el proyecto, y que su disposición sea cambiar el curso de la situación política, económica y social del país.

Que se descarte lo más posible la selección de los que aspiran o intentan aprovecharse del proyecto de los Municipios de Oposición, como vía para obtener una visa de refugiado.

Que todos los integrantes de los Municipios de Oposición se lean el Proyecto, las Normas Metodológicas y los Lineamientos Generales y que dentro de lo posible no integren o formen parte de otros proyectos que antagonicen con el proyecto de los Municipios de Oposición.

Que cada comisionado oriente y capacite a la sociedad civil dentro de su perfil, como centro aglutinador de un interés social específico.

Que los líderes de cada municipio constituido trate de ponerse en contacto con aquellas personalidades de su municipio de origen, para que se involucren en la reconstrucción democrática de los mismos, aportando recursos e influencia como Patronato.

Que se elabore un Plan de Trabajo con las actividades prioritarias y que se aproveche cada oportunidad en que la comunidad se reúna para emplazar al régimen por su incapacidad para conducir, principalmente los destinos económicos del país, a partir de los ejemplos palpables en cada comunidad como la alimentación, la medicina, el transporte y el empleo justo, entre otros.

Que se le haga saber a la comunidad internacional, fundamentalmente a la cubana, que el régimen se prepara para realizar cambios, de una tonalidad democrática, que legitime la continuidad de la dinastía de su nomenclatura. Esa transferencia de poder parte desde las alcaldías municipales, como lo hemos visto en América Latina y tenemos que estar listos para dar la gran batalla democrática.

Conclusiones:

Los Municipios de Oposición tienen la oportunidad de ser la única institución 
sociopolítica que abarque todo el territorio nacional y que se ponga al frente y represente los intereses de la población. Solo así el pueblo podrá reconocer sus futuros líderes.

En caso de una crisis política en el país, que conlleve a estallidos sociales, sería la única con poder de convocatoria y capacidad movilizativa para conducir a la población.

Una organización con capacidad de formar gobierno sería muy bien vista por las instituciones internacionales, que verían la posibilidad de un cambio democrático y civilizado en Cuba.

Altos oficiales de las Fuerzas Armadas se sentirían respaldados por una estructura de la población, que apoyaría una decisión de su parte, de forzar un cambio en Cuba, por la multiplicidad de factores que se verían representados en los Municipios de Oposición.

Que el cambio no vendrá por sí solo, sino lo fabricamos y que más depende de la organización y la instauración de los mecanismos de cambio desde dentro, que de la voluntad que se pueda tener desde afuera.

Que los más necesitados, y a la vez favorecidos, son los que se encuentran atrapados dentro del país, porque por muchas vías de escape que se inventen o utilicen, 11 millones de habitantes nunca por la vía del escapismo podrán alcanzar la libertad y aquellos que logren escapar, siempre gozarán de una libertad mediatizada y por demás ajena, conquistada por otros, no por ellos mismos.