Municipios de Oposición:

Antilla
Artemisa
Banes
Baracoa
Bayamo
Camagüey
Camajauní
Calixto García
Cienfuegos
Gibara
Guanabacoa
Guantanamo
Holguin
Manatí
Isla de Pinos
Jesús Menéndez
Palma Soriano
Placetas
Quemado de Güines
San Luis
Santa Clara
Santiago de Cuba
Songo-La Maya

Violeta

Provincias y municipios:

Municipios de Cuba

Pinar del Río 14
La Habana 19
Ciudad de La Habana 15
Matanzas 14
Villa Clara 13
Sancti Spíritus 8
Cienfuegos 8
Ciego de Ávila 10
Camagüey 13
Las Tunas 8
Holguín 14
Granma 13
Santiago de Cuba 9
Guantánamo 10
Isla de la Juventud1

Total nacional: 169


Total nacional: 169

 


 

Los Municipios de Oposición  en Cuba, origen y perspectivas.
Por: Walter Clavel Torres
Santiago de Cuba, julio del 2012
walterct22@gmail.com
Teléfono: 53- 52679855

Los Municipios de Oposición en Cuba surgen por la necesidad de encontrar un método alternativo de gobernabilidad democrática, frente a un régimen totalitario de un solo partido de forma legal, que se fundamenta en la   discriminación política y el miedo inducido, mediante los cuales impone el síndrome social de la indefensión adquirida. Este fenómeno social produce como efecto negativo la incredulidad de los cambios y fortalece la iniciativa del escapismo. La emigración como solución inmediata a los problemas individuales, perdiéndose la perspectiva de la solución colectiva: eliminar la causa que origina los males, la ausencia de democracia.

La creación del Poder Popular en Cuba en 1976, como órgano legislativo y ejecutivo en las estructuras de gobierno a todos los niveles, bajo las prerrogativas del Partido Comunista, deja a los ciudadanos sin posibilidad de candidatos alternativos, que desde la base puedan luchar por los intereses de la población.

La experiencia de este tipo de gobierno conocido como el Poder Popular, establecido en Cuba hace 36 años, demuestra que no es compatible con la democracia y limita la participación de los ciudadanos en la búsqueda de soluciones a sus problemas. Además, impide el surgimiento de un liderazgo alternativo al propuesto por las autoridades gubernamentales.

Una cúpula gobernante envejecida, al igual que su sistema político, avizora que se puede repetir el fenómeno ocurrido en la URSS y Nicaragua, conocido como la piñata y  presupone que a corto plazo se realicen maniobras políticas en Cuba que garanticen el patrimonio económico que esa casta gobernante ha acumulado en estos últimos 53 años.

Mediante un proceso electoral de acuerdo a las normas previstas en el Socialismo del Siglo XXI el régimen pudiera realizar una sucesión política y legitimarse en el poder en una sociedad que no tiene cultura democrática, ni la capacidad de enfrentar la maquinaria política del régimen en el poder.

Sin líderes de extracción social, formados al calor de las dificultades, que estén identificados como verdaderos luchadores sociales,  sería muy difícil conseguir el respaldo popular que los convierta en sus nuevos representantes públicos, aunque sea en un sistema democrático, propiciando la instauración de una nueva dictadura institucional.

La falta de un organismo que represente la inquietud ciudadana, canalice sus  demandas y emplace a las autoridades gubernamentales, posibilita crear una infraestructura de oposición de carácter municipal. Además, sus integrantes se capacitarían en el ejercicio democrático y la población identificaría y reconocería sus nuevos líderes sociales, que en un proceso democrático, pasarían a  formar las nuevas autoridades públicas.

Una manera de revertir esta situación es aprovechar las estructuras de la división polito-administrativa del país en municipios y circunscripciones electorales, para montar una infraestructura opositora horizontal, que ocupe todo el territorio nacional.

La estructura municipal de gobernabilidad democrática, da la posibilidad de diversificar y masificar la lucha, poner a la oposición política y la sociedad civil en contacto directo con la población y saturar la capacidad del régimen de reprimir y neutralizar las fuerzas democráticas, ya que le sería imposible controlar a todo un movimiento de masas, amparado dentro de un marco legal.

Una población sometida el miedo y la obediencia política inducida solo puede ser sacada de ese estado mediante mecanismos de participación ciudadana y aquí es donde centra sus estrategias, el proyecto de los MDO, para enfrentar un sistema totalitario, cuando todavía no se encontrado un método probado para lograrlo. Por eso los MDO trabajan para socavar las bases de sus mecanismos de compulsión social.

Una de las ventajas de esta estructura de base a nivel municipal es que fortalece las dos principales herramientas de la lucha política: poder de convocatoria y capacidad movilizativa. Ambas iniciativas fueron puestas en práctica y con resultados positivos durante las exequias del Arzobispo emérito de Santiago de Cuba, Pedro Meurice, cuando los Municipios de Oposición lanzaron su convocatoria a la participación masiva a su funeral, y así se cumplió.

El proyecto tiene varias iniciativas y etapas para insertarse y vencer la inercia social, pero la participación en las propias convocatorias del régimen, da la posibilidad de acceder a un poder de convocatoria del que no se cuenta y esos eventos pueden ser las reuniones de rendición de cuentas de las Asambleas del Poder Popular. Ese mismo concepto de rendición de cuentas se aplica dentro de los Municipios de Oposición para renovar y fortalecer sus filas, que por estrategia se ha denominado con igual nombre al del proceso oficial.

En su sitio oficial, www.municipiosdeoposicion.com se puede encontrar toda la información al respecto, su proyecto, objetivos y actividades que demuestran la fortaleza de este proyecto y su viabilidad en América Latina para enfrentar la ofensiva del Socialismo del Siglo XXI a través de las alcaldías municipales, donde la izquierda centra su proselitismo político-ideológico. La municipalidad debe  ser patrimonio de las fuerzas democráticas, y así ya se está demostrando en Cuba.

Noticias     

  Documentos

  Demandas

  Index 20110

 Locations of visitors to this page