Proyección de trabajo del Municipio de Oposición de Caimanera

La Comisión del Municipio de Oposición de Caimanera estableció su proyección de trabajo en la cual determinó las prioridades de las demandas que presentará a las autoridades del Poder Popular y otros organismos del Estado.

Entre sus prioridades está demandar la eliminación de los campos minados y el uso de minas antipersonales en el Municipio de Caimanera y sus alrededores, limítrofes con la Base Naval de Guantánamo. Entre sus argumentos sostiene la Comisión del Municipio de Oposición de Caimanera, que después de varias décadas de instalados, no se justifica la permanencia de esos campos minados, por estar prohibidos de acuerdo a los convenios internacionales y porque su existencia le ha costado la vida un sinnúmero de cubanos, mientras nunca un soldado norteamericano ha incursionado en la zona,  o sea, que estos campos minados solo dañan y perjudican a nuestro pueblo.

El sistema de acueducto y alcantarillado es otra de las prioridades,  ya que las aguas albañales descargan directamente a la bahía sin tratamiento alguno, contaminado toda la fauna marina, incluso a los peces que consume luego la población. También las aguas albañales se evacúan a través de una zanja que atraviesa todo el pueblo, ya que carece de alcantarillado. En cuanto al agua potable, no existe planta de tratamiento, ésta que viene por un canal natural desde Cayamo, y en su curso la gente se baña y bañan hasta los caballos.

La Comisionada de Derechos Humanos, María Alfonso Córdoba, además trabajar en la documentación de las víctimas de las minas, estará presentando una demanda por la violación a la libertad de movimientos, ya que para entrar al poblado de Caimanera hay que pasar por tres puntos de control, que deciden quién entra y quién no y también sirven para retener a los opositores cuando tienen que trasladarse a la ciudad de Guantánamo o cualquier parte del territorio nacional. Además se está documentando una medida de las autoridades que están habilitando a las brigadas de respuesta rápida con palos premeditadamente para agredir a los opositores en cualquier acto de manifestación pública que decidan realizar.

Los puntos de control con sus restricciones también coaccionan a los transportistas privados, que prefieren no ir hasta Caimanera, lo que hace que el transporte sea un caos en nuestro municipio.

Caimanera, que tradicionalmente fue un pueblo de pescadores, por décadas se ha visto afectado por las restricciones tanto de las tropas Guarda Fronteras como del Ministerio del Interior, que impiden la pesca con embarcaciones o muy limitadas y bajo un sinnúmero de regulaciones, que afectan la actividad económica privada y de una fuente de alimentación de la población.

La Comisión definió como su principal estrategia, ganarse la confianza de la población, romper el ciclo del miedo y convertirse en los nuevos representantes sociales de la comunidad, como sus futuros servidores públicos y ser parte de un gobierno democrático, tanto a nivel municipal, como a nivel nacional, surgidos por elección popular desde la base, que son nuestros municipios de oposición.