Resolución de los Municipios de Oposición en Cuba

Introducción:

 

El Gobierno cubano, de partido único, lleva 52 años en el poder. El sistema socialista establecido no contempla la pluralidad de ideas materializada en la diversidad de partidos políticos, libertades económicas, que incluya la propiedad privada y la libre exportación e importación  y la participación social a partir de una sociedad civil a voluntad y decisiones de sus propios ciudadanos.

Más de 50 años de restricciones políticas bajo un régimen totalitario no ha permitido el desarrollo de una cultura democrática, con líderes sociales y capaces de actuar como servidores públicos en un sistema democrático.

La población no cuenta con representantes políticos alternativos, ni una sociedad civil independiente, fuera de las filas oficialistas, que canalice sus demandas ante las autoridades gubernamentales.

 

Los líderes de la oposición y de la sociedad civil no tienen mecanismos de vinculación con las masas, ni proyectos que los vinculen con sus intereses económicos y sociales. Incluso las agencias de cooperación internacional y las instituciones religiosas solo dan soporte a organizaciones aprobadas y autorizadas por el Gobierno cubano.

 

El país no cuenta con estructuras fuera de las impuestas por el Partido Comunista en la que puedan participar los ciudadanos en un sistema de gobernabilidad democrática y competir mediante un proceso electoral.


Las fuerzas prodemocráticas no tienen una estructura a nivel de base, que abarque todos los municipios del país, para que la población tenga voz y rostro  en todos los puntos de la geografía nacional de acuerdo a la división político-administrativa del país.

 

Las limitaciones de los recursos dificulta el trabajo de fortalecimiento democrático de la sociedad, por lo que la oposición está obliga a una distribución más equitativa de los fondos que se logren a partir de las diferentes representaciones que se tengas en las municipalidades de forma descentralizada.

No se puede aspirar a un cambio de sistema político, económico y social, sin establecer las alternativas y los mecanismos para lograrlo, cuando no se tienen las fuerzas para imponerlos. Aunque las condiciones objetivas y subjetivas estén dadas, si no hay una estructura de acción y participación popular, la inercia del poder se mantiene sobre la sociedad.

 

Por cuanto:

 

No existen las bases de una sociedad democrática que pueda servir de alternativa con una plataforma política y económica que garantice estas libertades como contra parte a la única propuesta que por más de 50 años ha permanecido en el poder y que ha sido considerada por los propios gobernantes cubanos como un fracaso.

Por cuento:


Las restricciones políticas y los mecanismos de control social existentes en Cuba no han permitido la formación de líderes identificados por los ciudadanos como representantes de sus  intereses políticos, económicos y sociales.


Por cuanto:

La población no cuenta con representantes políticos y de la sociedad civil no oficialistas bien capacitados, para defender democráticamente sus intereses ante el aparato gubernamental.

 

Por cuanto:

El Gobierno cubano se ha desempeñado como el único representante de la población, estableciendo constitucionalmente, que el Partido Comunista es el máximo órgano rector de la sociedad y el estado, lo que ha creado una fractura institucional de intereses entre la oposición y la población.

 

Por cuanto:

Las estructuras políticas  y administrativas como los gobiernos locales y municipales, que son las estructuras más cercanas a la población están en manos del partido único, no permiten que la población cuente con líderes independientes capaces de participar en igualdad de condiciones en un posible proceso democrático con elecciones libres.

 

Por cuanto:

La oposición y la incipiente sociedad civil en Cuba se han desarrollado en las principales ciudades producto del mayor desarrollo de las comunicaciones y su vinculación con los medios y representantes en el exterior.

Por cuanto:

 

Los recursos necesarios para la formación de líderes y crear las bases de una sociedad democrática, muchos de ellos suministrados por Agencias norteamericanas, no se distribuyen equitativamente ni abarcan todos los proyectos prodemocráticos a nivel nacional.

 

Por tanto:

Se necesita formar las bases de una sociedad democrática con una propuesta política y económica clara que llegue a todos los ciudadanos y le devuelva la esperanza a una población que por más de 50 años ha conocido una sola propuesta política y económica  que ha sido un fracaso.

 

Por tanto:


Se necesita formar líderes sociales, que su trabajo con la comunidad los convierta en sus verdaderos representantes sin compromisos ideológicos, sino con una verdadera vocación de servidores públicos en una sociedad plural y democrática.

Por tanto:

 

La población cubana se encuentra huérfana de líderes que canalicen sus demandas sociales. Se necesita crear los mecanismos para que la población haga valer sus inquietudes económicas y sociales  ante las autoridades y las responsabilice con ellas.

 

Por tanto:

 

Se necesita crear la confianza ante la población de nuevos líderes sociales a partir de su capacidad de defender los intereses del pueblo, para romper el aislamiento, entre la oposición y la sociedad por motivaciones ideológicas y políticas, auspiciado por el sistema imperante.

 

Por tanto: Se necesita crear las bases estructurales en todo el país, mediante las cuales se pueda participar de un proceso de apertura democrática, para no dejar a la maquinaria política gubernamental las ventajas políticas del poder. Hay que trabajar en las comunidades a partir de los municipios para despertar una nueva visión política y económica como país.

 

Por tanto:

 

Se necesita descentralizar y masificar la presencia de la oposición y de la incipiente sociedad civil en todas las regiones del país a partir de su división político-administrativa, o sea los municipios. Los teléfonos celulares son la herramienta perfecta para descentralizar la información entre los mismos integrantes de la oposición y las zonas distantes de las capitales provinciales y principales ciudades como sucede hasta la fecha. Nuestro proyecto ha puesto en práctica esta iniciativa con excelentes resultados.

 

Por tanto:

 

Se necesita que los recursos existentes, por limitados que sean, se distribuyan equitativamente y abarquen tanto a la oposición como a los proyectos sociales de las comunidades municipales del país, liderados por nuevos representantes sociales para potenciar su liderazgo y contrarrestar el paternalismo estatal.
 

Resolvemos:

Que nuestro proyecto no pretende el derrocamiento del gobierno cubano de forma violenta o sediciosa, porque es racionalmente imposible. La vía democrática que promovemos es la única que prepara a la sociedad para una alternativa frente al totalitarismo, como se realiza en todos los países civilizados, con una cultura política democrática y plural.

Que el propósito de nuestro proyecto es que la sociedad cubana esté en capacidad de elegir democráticamente sus futuros líderes políticos y aunque parezca un trabajo largo y tedioso, luego de 52 años esperando por un mesías, la intervención extranjera o un hecho violento de rebelión popular, nada justifica que no se llegue más rápido a través de la confrontación democrática.

 

Crear los Municipios de Oposición, en todos los municipios del país de acuerdo a la actual división político-administrativa como parte de un proceso democrático, donde los protagonistas del cambio se forjen desde la base, con pleno conocimiento de causa y a partir de su interacción con el pueblo.

 

En estos momentos se está al producir un vacío de poder a mediano plazo en Cuba por el fin biológico de la dirección histórica del gobierno. Si no se crean las condiciones para una transición democrática, se pueden producir diferentes escenarios como: hechos violentos,  caos político interno o un éxodo masivo incontrolable hacia Estados Unidos, que permitiría a fuerzas externas decidir e imponer condiciones a la democratización de nuestro país.


Dado en Cuba a los 2
2 días del mes de marzo del 2011

 

 

Gerardo Páez Díaz                                            Pedro Antonio Alonso Pérez

Promotor de los Municipios de Oposición               Promotor de los Municipios de Oposición

Teléfono:  53-52428723                                    Teléfono: 53-53215483

 

                                      Juan Carlos Hernández Hernández 
                                      Promotor de los Municipios de Oposición
                                      Teléfono: 53 22 624773